KVIFF, Festival Internacional Cine Karlovy Vary

En 2015 me ofrecieron ir al KVIFF, pero llegar hasta Karlovy Vary desde Brno para pasar solo un fin de semana era algo complicado, así que acabé descartando la idea.

Al año siguiente, ya instalado en Praga, la historia cambió.

Recuerdo como empezó todo: estaba pasando unos días en Mallorca, y al ver una publicación relacionada en Facebook, la idea del festival volvió a mi mente. 1 de junio, un mes y medio antes del festival, antelación más que suficiente. Eché un primer vistazo en Booking y no hubo suerte. El hotel donde había estado el año pasado estaba lleno, lo mismo cualquier otro en el centro, y la única opción al alcance de mi bolsillo era alojarme cerca del aeropuerto.

Decidí probar suerte en Airbnb y encontré EL PISO. Bueno, bonito y barato. En pleno centro y moderno. Tras leer unos cuantos comentarios comprobé que no había ni trampa ni cartón y decidí reservarlo para el segundo fin de semana del festival (el primero no podía por horarios). Más adelante ya decidiría si iba a ir o cancelaba la reserva.

airbnb karlovyvary

 

Sobre el festival

El festival de cine de Karlovy Vary es el más famoso de la República Checa. Está muy bien organizado y tiene un gran caché internacional. Durante los últimos años grandes celebridades han visitado Karlovy Vary. Por citar algunos: Uma Thurman, Richard Gere, Mel Gibson, John Travolta, Robert de Niro, Antonio Banderas o Scarlett Johansson.

La pequeña Rusia, como se conoce a Karlovy Vary por la cantidad de rusos que la visitan cada año, es invadida durante 10 días por jóvenes y amantes del cine. Aparte del festival de cine, durante la noche hay montada una buena fiesta. No es raro encontrarse con gente que aún no se ha acostado cuando vas a desayunar o ver la primera sesión de películas del día. Conozco de primera mano a gente que ha ido al festival solo por la fiesta y ha acabado sin ver ninguna película.

festival cine kv 51

 

El festival dura 9 días (de viernes a sábado). En mi caso solo podía ir el segundo fin de semana, así que tenía dudas sobre si podría ver alguna película (el viernes llegaba a la tarde-noche, y el sábado no sabia si habría tan solo fiesta de clausura o también se proyectaría alguna película).

Escribí a la organización y me respondieron con buenas noticias: el sábado también había proyección de películas, y el domingo -esto era novedad respecto a pasadas ediciones- se proyectarían las películas ganadoras. Los planetas se alinearon y por fin podría ir al festival.

Pero no todo iba a ser tan bonito.

Las entradas salían a la venta el 26 de junio a las diez de la mañana. Y estarían disponibles hasta medianoche, o hasta que se agotasen. Pequeño (gran) detalle que pasé por alto. Ese día estuve bastante ocupado y no tuve tiempo de echarle un vistazo a la web hasta salir del trabajo.

Malas noticias. Entradas agotadas. Más adelante me enteré de que había que comprarlas como si de un gran concierto se tratase (desde algo antes de las 10 en su web y continuamente actualizando la página). La cosa pintaba mal, pero decidí gastar mis últimos cartuchos.

kviff photocall

 

Para las películas premiadas no tenía problema: llegaba el viernes por la tarde, y se ponían a la venta el sábado por la mañana. Pero para las sesiones del viernes y sábado lo tendría más complicado. Nadie podía asegurarme que cuando llegase (el viernes por la tarde) aún quedarían tickets para el mismo día o el día siguiente.

Escribí a mi casera de Airbnb explicándole la situación, y se ofreció a comprarme algunos tickets de una lista que le envié. Lo menos que puedo hacer es recomendar su apartamento de Airbnb, por si alguna vez visitáis Karlovy Vary.

alfombra roja festival cine karlovy vary

 

Conseguir entradas para el KVIFF

Explicaré brevemente cuales son las diferentes opciones para hacerse con entradas para el festival y no morir en el intento. Existen varias posibilidades:

En su web, durante el 26 de junio, se pueden reservar tickets para todas las películas. Pero hay que ser muy rápido, porque solo se venden online un 10% de los pases para cada película. Aquí en el apartado “Online ticket reservations“se explica con detalle.

Otra opción es adquirir un pase del festival, pero esto (si no estoy equivocado) solo puede hacerse en persona, a partir del 29 de junio (ojo: las fechas varían de un año a otro, pero las comento para tener una referencia).

Y la última opción es comprar (si quedan) entradas individuales para cada película. Pero estas solo se pueden adquirir para las sesiones del mismo día y del día siguiente. Por ejemplo, si vamos a las taquilla durante el viernes (cuanto más temprano mejor), podremos comprar entradas para eventos del viernes o sábado, pero no del domingo.

 

Edición 51 KVIFF

Así pues, una vez que tenía algunas entradas aseguradas para el viernes y sábado (gracias casera!) pude por fin confirmar que iba al festival.

Entre los invitados de la 51 edición estaban William Defoe o las españolas Adriana Ugarte y Emma Suarez.

Una vez llegué a Karlovy Vary fui a las taquillas del hotel Termal, donde están las principales salas, y compré tantas entradas como pude para las sesiones del viernes y sábado.

karlovy vary willen dafoe

 

En cuanto a las películas, pude ver varias del ciclo especial dedicado a Otto Preminger: Anatomia de un asesinato, El hombre del brazo de oro. Volver a ver Blue Velvet, de David Lynch, y disfrutar de las tres películas premiadas.

La que más me gustó, y diría que también al público, fue la eslovaca Učitelka (La profesora). La húngara Ernelláék Farkaséknál (No es el tiempo de mi vida) también gustó mucho. Y otra de las premiadas que pude ver fue Zoology; la idea era original pero se me hizo algo larga.

 

 

Y para acabar dejo aquí el trailer oficial de la 51 edición del KVIFF, protagonizado por el checo Zdeněk Svěrák, al que ya conocía por su película Kolia, que recomiendo.

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario