La cultura en la República Checa

En la República Checa, como en gran parte de centroeuropa, el acceso a la cultura es muy barato. Y por cultura me refiero a ir al teatro, la ópera o a un concierto de la filarmónica. La oferta es muy amplia y los precios suelen ser bajos. Vale, quizás la palabra más acertada no sea barato si uno piensa en Viena, pero sí que es cierto que la cultura es muy accesible para todo el mundo en relación al nivel de vida.

No sé si fue antes el huevo o la gallina; si la gente va mucho al teatro porque los precios son bajos, o si están “educados” desde pequeños a ir allí y se ve como algo normal. Quizás una mezcla de ambas.

Todo esto hace que no sea nada raro ir paseando por Brno y ver a gente tocando el violín, el contrabajo o el arpa. Es frecuente entre estudiantes de música quedar para tocar en la calle y sacarse un dinero extra.

janackovo divadlo brno

 

A la hora de ir al teatro o la ópera a los checos les gusta arreglarse mucho. Lo de la ópera lo veo más normal, pero es que hasta para ir al teatro ellos y ellas se visten con sus mejores galas.

Me chocó que a un concierto que fuimos en febrero, de Goran Bregovic and The Wedding & Funeral Band (grupo serbio que toca música gitana), la gente fuese muy pero que muy arreglada. Según nos dijeorn luego, al ser en Janackovo Divadlo, el teatro principal de Brno, a la gente le gusta arreglarse mucho.

 

Ir a la ópera en Brno

Hace unas semanas fui a la ópera por primera vez. Ya iba informado de cómo tenía que ir de arreglado, así que esta vez no me cogió por sorpresa. La obra que fui a ver fue Madama Butterfly, de Puccini.

Para hacerse una idea lo accesible que es la cultura aquí basta con ver los precios: comprando las entradas unas horas antes de la función las más baratas cuestan 165 czk (cinco, sí, cinco, euros al cambio). Pero si eres estudiante el precio es de 50 czk (algo menos de dos euros!!) y se puede escoger el asiento que uno quiera, incluso platea.

Es cierto que el nivel de vida en España no es el mismo. Para hacernos una idea basta con mirar el SMI de ambos países: el de la República Checa es de 332€, y el de España 757€, algo más del doble. Pero dudo que en España algún estudiante pueda ir a la ópera por 4 o 5 euros.

madam buterfly janackovo divadlo brno

opera republica checa

opera janackovo divadlo

 

El único pero fue que al ser una obra que no estaba en cartel, los subtítulos sólo aparecían en checo. Y no, por mucho que el castellano (y catalán) se puedan parecer algo al italiano, el italiano cantado en la ópera es igual de comprensible que el checo. Pero bueno, ya me había “estudiado” el argumento el día antes y me iban traduciendo cuando pasaba algo importante.

A partir de ahora ya sé que si quiero ir a la ópera y enterarme de lo que pasa toca ir a obras que estén en cartel. Otra de las cosas que me sorprendió es que las músicos están situados bajo el escenario. Supongo que a quien ya haya ido no le extrañará, pero al ser mi primera vez me llamó la atención. Desde el gallinero y otras zonas se pueden ver a los músicos y el escenario, pero desde platea sólo la actuación. Espero no tardar en volver.

También te podría gustar...

Deja un comentario