Vivir en Cejl

Ahora que estoy algo asentado me pondré a explicar mis experiencias viviendo en Brno.

La primera fue en el barrio de Cejl. Tras un mes viviendo en un aparthotel decidí mudarme a una zona más tranquila. En realidad Cejl no es propiamente un barrio de Brno, pero todo el mundo conoce la zona por el nombre de la calle principal que lo atraviesa. Otros apodos de la zona son el “Bronx de Brno”, para que uno se haga una idea de la fama que tiene.

Cejl ha sido, y es (aunque el ayuntamiento está intentando “abrir” el barrio al resto de la ciudad) un gheto de gitanos rumanos. La localización es muy buena, tocando con el centro y la estación central. Edificios buenos, pero abandonados. Según me contaron, cuando los alemanes fueron expulsados de la ciudad, para vengarse de la  burguesía decidieron reubicar a los gitanos en el barrio.

Aparte de dos supermercados (Interspar y Kauflan) apenas existen comercios; hay varios hoteles o apartamentos (el alquiler es relativamente bajo); ningún restaurante; y una solitaria tienda de bicicletas de marca sorprende en el barrio. El resto se limita a pequeños colmados y Herna-bars, bares en los que se pueden jugar a máquinas y a los que no conviene entrar sólo a según que hora.

francouska brno

Tengo que decir que en el mes que estuve allí viviendo nunca tuve ningún problema. La calle principal está todo el día llena de chavalillos, jugando, o simplemente mirando a todo el que pasa. Pero la cosa es diferente si uno se quiere meter en las calles menos frecuentadas del barrio, como Bratislavska, con fama de ser la de mayor índice de criminalidad de la ciudad.

Más que nada lo que uno sentía era algo de inseguridad en el barrio. “Yo no soy racista, pero… “. No. Independientemente de quien viva en Cejl, el hecho de estar escuchando peleas y gritos a todas horas pues no le hace sentir a uno muy seguro. Y menos aún si no  se entiende lo que están diciendo.

Aunque eso sí, cada dos por tres había algún coche de policía atravesando la calle principal. Pero aún recuerdo el primer día que al volver de trabajar me dieron el portátil con el que iba a trabajar. Yo, que pensaba que no me lo darían tan pronto pues no me llevé ni bolsa ni nada, y ya me tienes a mi volviendo por el barrio con el portátil agarrado bien fuerte con cara de tipo duro pasando entre todos los gitanillos.

Quizás podría haber seguido una buena temporada en el barrio, pero había tres cosas que me faltaban:

  1. No teníamos internet en la residencia. Bueno, sí que teníamos, pero la rancia de la mujer que lo llevaba debía tener contratada una línea de 2MBs para 50 habitaciones. Y si a eso le sumamos que había gente que estaba todo el día dale que te pego con el bitTorrent encendido (un saludo si me lees), pues la conexión no daba ni para cargar una página.
  2. No había lavadora. Bueno, sí que la había, pero la hora para utilizarla era cuando trabajábamos, así que como si no hubiera. La alternativa era el ClubWash, un interesante bar que tenía dos lavadoras. La idea era que ibas al bar y  esperabas tomando una cerveza, o dos, o… Y claro, había días que salías de lavar la ropa como si tú también te hubieses metido en la lavadora. El bar era bastante interesante. Entre semana se hacían multitudinarios trivials,.. pero claro, en checo.
  3. Hablar. Es verdad que muchos de los que veníamos a Brno sin alojamiento pasamos las primeras dos semanas o el primer mes en el Hostel Pyramida (Pyramida Ubytovna), así que al final acabamos haciendo un grupo. Pero para mi, que he estado compartiendo piso siete años, lo de llegar a casa y no ver a nadie pues no me acababa de gustar. Tiene sus cosas buenas (como pude comprobar más adelante. SPOILER: compañeras de piso guarras), pero después de un mes me di cuenta que prefería vivir con gente.

Un par de fotos de mi cuarto. — Mira mamá, la cama hecha.

pyramida ubytovna cejl

pyramida ubytovna

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. hola. Por favor, alguien podría de informar de los precios mínimos de renta de un cuarto en BRNO? Muchas gracias

    • admin dice:

      Hola, pues depende de la zona… Un cuarto grande en el centro lo puedes encontrar por 6,400czk. Si te alejas un poco más, puedes encontrar a mitad de precio o incluso más barato. Depende de la zona… Si alguien checo te echa una mano podrás conseguir alquileres más baratos

  1. 6 febrero, 2015

    […] primer mes en Brno lo pasé viviendo en Cejl, en un apartamento. Al mes me mudé a un piso a pocos metros de Ceska. Como ya comenté, era un […]

Deja un comentario